El nacimiento de Roure, por Martha Ruiz y Ferriol

Llevaba ya 2 falsas alarmas de parto, empezaba ya a tener contracciones, mi cuerpo se estaba preparando, y Roure entrenando su llegada, como sentía que el momento  se acercaba y que faltaba menos para poder ver su carita, abrazarle y tocarle, empecé a sentir un poco de ansiedad, además que sentía un poco de presión de la gente, “ay que panzota” “¿todavia no?” “¿ya casi? ¿para cuando? ya ya ya ya ya? parecía que estaba todo estaba listo para que viniera, me acerqué al desespero! así que decidí relajarme, total.. llegará cuando él quiera y además, todavía ni llegaba el día que habían dicho las matronas y yo sabia que con lo lunáticas y lobas que somos las mujeres, la luna llena de mayo subiría la marea y entonces rompería aguas, y si no era así, pues no tenia que ser..

Estaba en una sesión con la osteópata, eran las 12.30 del medio día, Kate se llama, una chica de esas que agradece uno encontrar, siempre me abre la puerta a un lugar donde siento que puedo liberarme, soltarme y descansar, y le conté eso mismo que les relato arriba y otras “historias” de las que lleva una dentro..
Faltaba media hora para terminar la sesión y empecé a tener contracciones, de las leves, pensé que podían ser como las de antes, pero justo cuando la mano de Kate me tocaba el sacro, sentí como algo se rompió dentro, pensé que había sido Roure que bailaba como siempre, pero salio un chorrito de agua y después otro, fui al baño y llamé a Ferriol que estaba fuera esperando para después él entrar a visitarse, se había roto la bolsa, ahora sí había empezado, regrese a terminar mi sesión y una vez terminamos nos fuimos a  casa, las contracciones empezaron a ser rítmicas y cada vez mas intensas, el agua seguía saliendo, ya habíamos avisado a Tere, yo sentía mas que nunca la presencia de Roure, estaba allí, sosteniendo mi mano.. haciéndome saber sin hablarme que empezábamos juntos el viaje, que lucharía conmigo..

Después de un rato llegó Mireia, hizo un tacto y estaba de 3 cm, me duché, entré en mi habitación, me recosté y me quedé allí, era donde mejor me sentía, todo iba en una progresión perfecta, cada vez estaba mas cerca, eran las 19:30 y llego Pepi.. estaba dilatada de 5 cm, justo la mitad. el dolor era mas intenso, había perdido ya la noción del tiempo, poco a poco fuí adentrándome  a un lugar conocido para mi pero en el que nunca había estado antes, estábamos debajo de un árbol, de un Roble.. era gigante, fuerte.. debajo de él me sentía protegida, segura.. y Roure estaba allí, acostadito sobre una mantita blanca, tranquilo, paciente y a su lado había la sombra de alguien que nos acompaño todo el tiempo… nunca antes había sentido tanta paz, me instalaba allí en cada contracción, oscilaba entre el dejarme rendir a la experiencia y vivir el dolor con placer o dejarme invadir por las dudas y el miedo, que también aparecían de vez en cuando, escuchaba los comentarios de la gente que me decía: ¿ y vas a poder parir en casa? ¿sin anestesia? ¿y si vas al hospital? ¿y si algo sale mal?  y entonces volvía al árbol, a aquel lugar de paz y dejaba a un lado al miedo que insistió varias veces invadir mi cuerpo, hasta que le abrí la puerta y desapareció… y volvía al árbol y allí estaba Roure.. y el Roble y la sombra, y algunos de mis amigos.. y tantas cosas aparecieron, ya me habían contado que existía el planeta parto, pero nunca me imagine que fuera tan hermoso,  cuando descansaba entre las contracciones volvía a mi habitación y estaba Ferriol, imprescindible compañero, me sentía tan bien al tenerle a mi lado.. el sostenía mi otra mano, nos observaba y nos transmitía todo su amor, y hacía la realidad mas fácil, con palabras y caricias, y masajitos, y tanto tanto, era una lucha de 3, un triángulo perfecto.

Las contracciones cambiaron y eran una tras otra.. mi cuerpo empujaba involuntariamente, sentía como Roure iba poco a poco descendiendo, ahora si ya no quedaba nada,  se hicieron las 9pm, Tere hizo otro tacto y dijo ¡uuy pero si ya esta aquí! y entonces entré en una lucidez absoluta.. fuimos al borde de la cama.. prepararon todo, mi mamá valiente se sentó detrás mio y Ferriol se preparo para recibirlo.. vino una contracción y pude tocar su cabezita con mis manos.. descanse un poquito y vino otra… toda su cabezita estaba fuera.. me sentía como una leona.. de lo mas profundo de mí salían gritos como rugidos, no puedo explicarlo.. en serio.
Las matronas me dijeron que  descansara un poquito entre las contracciones, vino la siguiente y Roure salió un poquito mas.. ¡muy bien Martha!, lo estas haciendo muy bien. ¡descansa! pero mi cuerpo quería empujar y empujar y empujó hasta que salió todito su ser.. y de repente  ya estaba alli, sobre mi vientre, húmedo, perfecto, tan pequeño y tan grande a la vez, Ferriol, mi madre y yo, empezamos a llorar como si nos hubieran presionado un botoncito al mismo tiempo.. lo que sentía por dentro no puedo explicarlo..
Lo envolvieron en una toallita y nos dejaron solos a los 3.. Roure abrió sus ojos..miro los mios. se engancho a mi pecho.. nos quedamos alli, en silencio.. se paró el tiempo, Roure nació y yo también, como madre, saboreé el amor más puro y verdadero, estoy infinitamente agradecida con la vida por haberme permitido darle ese nacimiento a Roure, que mejor forma para venir al mundo que en casa, en tranquilidad y rodeado de amor.

Nunca voy a olvidar los olores, los colores, el Roble.. la sombra, las personas que me acompañaron, todas mujeres admirables, que me cuidaron y me ayudaron a prepararme para vivir esta hermosa experiencia.

Me pregunto: ¿ En que momento dejamos de confiar en nuestra naturaleza salvaje? ¿Porqué permitimos que nos invada el miedo? Qué nos obstruya el camino y nos haga dudar de nosotras mismas, de la perfección de nuestro cuerpo, de la fuerza interminable que llevamos dentro.

La naturaleza es perfecta y nuestra capacidad… es infinita.

Martha Ruiz y Ferriol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s