La reflexología en el embarazo

El embarazo no es una enfermedad y tampoco debe ser entendido ni tratado como tal. Es la futura mamá y su cuerpo los que cambian y se adaptan gradualmente al embarazo, por lo tanto están también expuestos a la aparición de condiciones críticas.

Tanto para tratar los distintos síntomas que aparecen durante el embarazo como para su uso como terapia preventiva completa, la Reflexología es en la mayoría de los casos segura, placentera y efectiva para mejorar la calidad de vida de la mujer embarazada, sobre todo en aquellos lugares donde la medicina tradicional se ve limitada.

La reflexología actúa sobre las plantas y dorsos de ambos pies, dónde están reflejados todos nuestros órganos y sistemas. Mediante la digito-presión de cada uno de estos puntos, podemos liberar toxinas que hacen que un determinado órgano quede bloqueado impidiendo que trabaje correctamente. Esta terapia es ideal para las embarazadas, ya que se benefician dos a la vez, la mamá y su criatura.

El embarazo es un período especial en la vida de una mujer en el cual muchos síntomas, patologías y condiciones están en estado latente, sólo esperando el desencadenante correcto para aparecer. Es un largo período, para muchas mujeres tedioso y cansado, en el que aparecen emociones cambiantes y variables: miedo, responsabilidad, ansiedad, estrés, por citar algunas. En nuestro tiempo, nadie desea asumir riesgos.
El cuerpo humano es una máquina perfecta creada por la naturaleza, sólo debes saber que tu cuerpo guarda todas las reservas que necesitas y tener confianza de su capacidad.

El embarazo no debería ser una carga para tí: disfrútalo, trata de alejarte de los miedos y de quienes te los desean inculcar, vive este período con alegría y sobre todo, con confianza en tí misma.

En tu cuerpo existe una inmensa farmacia que sabrá proveer la medicina adecuada a gran parte de los síntomas y trastornos que puedas llegar a atravesar durante tu embarazo. El embarazo es una condición especial y única. Los cambios hormonales ocurren dramáticamente, provocando una alteración en tu anatomía y tu fisiología.

Pulsar sobre la imagen sí desea ampliarla

La Reflexología es capaz de ayudar a restaurar tu propio equilibrio energético en una gran mayoría de los casos que debas atravesar, actuará tanto como paliativo de síntomas, aliviando y estimulando, como ayudando a prevenir condiciones que encierran distintos grados de seriedad. Los que siguen son sólo unos ejemplos; mareos, fatiga, anemia, estreñimiento, hemorroides, asma, hiperventilación, dolor de espalda, piernas y pies hinchados, ansiedad, fortalecimiento del suelo pélvico…
La reflexología también ayuda a prevenir la diabetes gestacional que afecta al 3% de las mujeres embarazadas, además de asegurar un buen estado de ánimo para la futura mamá y que pueda llevar un embarazo sano y feliz.

  1. Soy terapeuta y escribo para varios blogs.
    Paso leyendo mucho en la web y cuando encuentro algo fresco y bien redactado me detengo un momento para agradecer el tiempo y esfuerzo dedicado en la redacción del articulo.
    Titania, felicitaciones, escriben muy bien sigue adelante.
    Saludos desde San Jose en Costa Rica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s