Feminidad y medicina tradicional china

Nacer como mujer en esta tierra, es un regalo que cada día sigo agradeciendo, esta naturaleza femenina me ha traído  cambios y toma de conciencia. Desde el día de mi primera menstruación quede sorprendida y maravillada de como mi cuerpo afloraba procesos sin  decirle nada. Después llego mi primer parto y el despertar al cuidado de otro Ser vivo.

Con cada cambio en mi organismo, se me mostraba otra nueva etapa de mí misma. Seguir mi instinto  ha traído como resultado la salud y el bienestar como estado natural en mi familia.

Buscando herramientas de salud alternativas y en sincronía con lo natural, para apoyar el crecimiento y el bienestar de mis hijos, me encontré con la medicina tradicional china… una filosofía de vida que me apasiona y con la que resuena mi corazón, agradezco su respeto a  la Vida.

Recuerdo una de las muchas ocasiones en que he utilizado los puntos de acupuntura  para apoyar en procesos físicos o psíquicos en mi hogar,…fue  en mi  último embarazo,  del pequeño de mis hijos, ya duraba 42  semanas y empezaron a hablarme de provocar el parto, y como anhelaba que fuera un nacimiento que se desarrollara por sí mismo, y con mi confianza en lo natural, me estuve tratando con puntos de medicina china,  que fluidifican el parto, ayudando a la energía del bebe para que no tenga trabas en su nacimiento,  fue muy resolutivo ya que el bebe pudo elegir cuando quería salir al mundo y comenzar en esta vida.

Rompí aguas casi sin darme cuenta y empezaron las contracciones, todo fue en sincronía.

Recuerdo los ojos del pequeño mirando a los ojos de su padre y a los míos tras sacar su cabecita, fue un instante único…
Desde el origen de los tiempos el hombre ha intentado resolver la enfermedad y el dolor con diversos métodos. Uno de ellos es la medicina tradicional china, que hoy en día se asocia en occidente, sobre todo a la acupuntura. Pero estos conocimientos abarcan un amplio abanico de técnicas terapéuticas (moxibustión, farmacopea, digitopuntura, dietética, gimnasia energética…), con un diagnóstico propio (pulsos, lengua, inspección…), conformando una medicina que data de miles de años, que aun sigue viva y efectiva, y cuyo objetivo principal es regular el Qi (chi, energía, soplo o aliento de vida, fuerza o poder que activa los mecanismos vitales).
El organismo es materia, y la materia en esencia es energía. Energía y materia son dos estados de una misma cosa. La energía ni se crea ni se destruye, sino que se transforma. Los movimientos y cambios del Universo están relacionados con el Qi, que forma parte del todo.
“… la energía es causa de producción y destrucción…” (Nei Jing)
Por lo tanto, la comprensión y vivencia, por parte del terapeuta o medico, de la esencia de la medicina tradicional china, es primordial. Es como un jardinero de la vida. Engloba físico-anima-espíritu. Todo tiene relación. El hombre responde al cielo y a la tierra, está influenciado por su entorno y está llamado a entender el funcionamiento del Universo y comprender la naturaleza esencial de las cosas o manifestaciones. El mantenimiento de la capacidad adaptativa, equilibrio e integridad, nos muestra la salud. La medicina tradicional china protege la vida humana, preservando las condiciones dentro de las cuales se desarrolla.

Mary Medina, terapeuta medicina tradicional china en Titània-Tascó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s